Leyendo:

Euroleague: Real Madrid – Panathinaikos

Euroleague: Real Madrid – Panathinaikos

Cuarto y posible definitivo encuentro de la serie de cuartos de final de la Euroleague.

Real Madrid ha dado la vuelta a la eliminatoria tras un primer partido catastrófico, ganando en Atenas y haciendo lo propio hace 48 horas en el WiZink Center. Hoy, con todo vendido, volverán a apoyarse en la afición para tratar de cerrar la serie y lograr otro pase más a la Final Four, tras una temporada con bastantes problemas de lesiones que les ha impedido tener toda la regularidad que hubieran querido. Siguen sin poder contar con Campazzo, pero ya ha vuelto Sergio Llull. No estuvo del todo fino de cara al aro en el primer encuentro pero anotó dos grandes triples en el último cuarto que ayudaron al Real Madrid a desatascar un ataque que no pasaba por su mejor momento ante la defensa griega. A pesar de la victoria, tan solo Carroll anotó con solvencia superando los 10 puntos y llegando a anotar 17 puntos con un 3+1 providencial al final del encuentro. Doncic, al igual que Llull, no estuvo tampoco eficaz de cara al aro. Una gran defensa grupal, le llevo al conjunto blanco a la victoria.

Panathinaikos tuvo un buen partido atrás y en ataque se apoyó de un Calathes que llegó a anotar 26 puntos. Mike James y James Gist le secundaron anotando otros 29 puntos en total, pero el resto del equipo tuvo muy poco protagonismo en ataque, en gran parte gracias a la buena defensa de los de Pablo Laso. En ciertas partes del encuentro los griegos estuvieron más atentos de los árbitros, por la neura instaurada por Giannakopoulos, que del propio encuentro. Tan solo un par de arreones en el tercer y último cuarto les mantuvo dentro del partido, en un día generalmente gris para sus intereses. Dudo que logren que Doncic y Llull vuelvan a conjugarse para anotar tan solo 6/20 tiros de campo, y si no mejoran su defensa interior lo pasarán muy mal. También dudo que Calathes vuelva a anotar más de 20 puntos hoy y en ataque, salvo Calathes y alguna canasta fácil de Gist, no tuvieron fluidez.

Estamos ante un partido a vida o muerte, casi para ambos conjuntos. El Real Madrid sabe que perdonar hoy sería perder gran parte de sus opciones de estar en la Final Four, ya que el infierno griego en un quinto partido, con la atmósfera que se crearía y la presión que ya hay sobre los árbitros, no sería el mejor de los escenarios para el conjunto blanco. Por otro lado, Panathinaikos quiere volver a estar entre los cuatro mejores de Europa y si pierden hoy verán su temporada casi acabada, a falta de una más que posible final de liga griega ante Olympiacos. Quedarían por encima de su eterno rival en la Euroleague después de bastantes años y tendrían la opción de ganar una Euroleague a la que quieren poner en jaque. En definitiva, es un ganar o morir para ellos. Saldrán a por todas.

Ambos conjuntos lo harán y es por ello que espero un partido de máxima intensidad, en el que anotar cada canasta sea complicado. El conjunto madridista suele encontrarse cómodo jugando en anotaciones altas dada su gran calidad ofensiva, pero saben que no atraviesan su mejor momento en ataque y que, al igual que el miércoles, tendrán que apretar los dientes si quieren ganar. Actualmente el Real Madrid se sitúa en la media de los equipos de Euroleague en puntos permitidos por partido, encajando una media de 80 puntos por partido. Dicha cifra mejora en el WiZink Center, dónde dejan a los visitantes en una media de 77.5 puntos por partido, 6ª mejor defensa local. Por otro lado, Panathinaikos también cambia mucho su potencial ofensivo jugando en el OAKA o lejos de casa. En casa son capaces de promediar 84.4 puntos de media, cuarta mejor marca de la Euroleague. Sin embargo, jugando cómo visitantes tan solo logran anotar 74 puntos por partido, segunda peor marca de la liga.

Por lo tanto, esta línea de 79,5 puntos que colocan al Panathinaikos me parece bastante generosa. En el tercer encuentro, disputado en el WiZink Center, se quedaron en 74 puntos a pesar de los 26 puntos anotados por Calathes, que promedia 14.5 puntos por partido, y de los 15 puntos anotados por Gist, que fuera de casa promedia 8.8 puntos por partido. Si los blancos logran devolver a ambos jugadores a sus guarismos y no permitir demasiados puntos a Mike James, será difícil ver al Panathinaikos llegar a los 80 puntos anotados. En la temporada regular tan solo en 4 de los 15 partidos disputados fuera de casa lograron anotar al menos 80 puntos. Fueron contra Milano y Anadolu Efes, los dos equipos que más puntos han permitido cómo locales, Unicaja y Baskonia, situados entre los ocho equipos que permiten más de 79 puntos por partido en casa.

Y por último, cómo ya he comentado, al Real Madrid no se le suele dar demasiado mal centrarse en el aspecto defensivo en los momentos más importantes de la temporada en la Euroleague. Cuándo se jugaban el pase o quedar eliminados, en partidos a vida o muerte, han permitido a sus rivales las siguientes anotaciones en las últimas temporadas: 78 puntos al Darussafaka en el cuarto y último partido de Playoffs de 2017; 75 puntos al Fenerbahce en el tercer y último encuentro de Playoffs de 2016; 75 y 63 puntos al Anadolu Efes en el tercer y cuarto encuentro de los Playoffs de 2015; 78, 71 y 69 puntos al Olympiacos en los tres partidos en los que se jugaron el pase a la Final Four 2014 tras ganar los dos primeros encuentros en casa; 57 puntos al Maccabi en el tercer y definitivo partido de los Playoffs de 2013. Todos ellos bajo las órdenes del mismo entrenador: Pablo Laso.

Pronóstico 1

Tipster: OhMyBet
Apuesta: Panathinaikos menos de 79.5 puntos
Cuota: 1.90 (Kirolbet)
Stake: 3
Otras casas de apuestas: William Hill, 888sport y Betfair. Pinnacle.


Apasionado del Basket. Me gusta analizar y pronosticar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *