Leyendo:

NBA: GS Warriors – CLE Cavaliers (II)

NBA: GS Warriors – CLE Cavaliers (II)

Segundo encuentro de las Finales de la NBA que disputarán por tercer año seguido estos dos conjuntos.

Golden State Warriors llega tras lograr el primer punto de la eliminatoria gracias a una cómoda victoria. No podemos juzgar del todo la serie todavía, dado que la temporada pasada ganaron los dos primeros encuentros por una media de 24 puntos de ventaja y terminaron perdiendo la Final de la NBA, pero sin embargo, dieron una sensación clara de superioridad. Lo cierto es que jugaron al ritmo que más les convenía, con posesiones cortas y causando muchas pérdidas a los Cavaliers, que en campo abierto no fueron capaces de frenar un contra-ataque tan letal cómo el de los Warriors. Pero, sinceramente, dudo que veamos otro partido tan sencillo para los Warriors. Hay mucho que mejorar por parte de sus rivales y poco margen de mejora para los locales, a los que le salió todo o casi todo perfecto (quizá Klay Thompson pudo ayudar más en ataque, pero estuvo inmenso en defensa).

Cleveland Cavaliers no ha sido ni la sombra de sí mismo en el primer encuentro, pero no hay que darles por muertos. Mediado el tercer cuarto se notó cómo ya los Cavs bajaron los brazos y prefirieron no hacer un esfuerzo titánico que seguramente caería en saco roto. Perder por 5 o por 20 puntos acaba valiendo lo mismo en estas series y quedan muchos encuentros por delante. De todas formas, deben mejorar si quieren acercarse al nivel de sus rivales. Los errores han sido muy claros: han jugado al ritmo que menos les convenía, han perdido muchos balones y no han forzado pérdidas a sus rivales, lo que les ha hecho tirar 20 veces menos que sus rivales. Esto, ante los Warriors, es sinónimo de derrota asegurada. Por lo tanto, deben dar un vuelco a esta situación, jugar posesiones más largas, mandar a LeBron James al poste bajo dónde debería sacar provecho y sobre todo: cuidar más el balón y defender mucho mejor. Algo que, desde mi punto de vista, es bastante probable que ocurra ya en este segundo encuentro.

En el primer encuentro de la eliminatoria se fueron a 102 posesiones, cuándo en las dos anteriores Finales el ritmo medio había sido de 95 posesiones por encuentro. El primer objetivo de los Cavs es volver a jugar en este ritmo que les viene muchísimo mejor. Hay que tener en cuenta que los Warriors han jugado esta temporada con un ritmo similar al del primer encuentro (102.3 posesiones de media), mientras que los Cavs han jugado bastante más lento (98 posesiones). Si son capaces de ralentizar el partido, seguramente veamos de nuevo menos puntos de los que esperan las casas de apuestas. Tal y cómo comenté en el primer encuentro: La temporada pasada llegaban promediando 219 puntos en los partidos disputados por los Warriors y 202 puntos en los disputados por los Cavaliers. Sin embargo, en la serie de las Finales promediaron entre ambos un total de 200,4 puntos. En la temporada 2014/15 los Warriors promediaron en sus encuentros 210 puntos y los Cavaliers se quedaron en 202 puntos. En las Finales, se quedaron en 194,2 puntos de media.

Por lo tanto, en esta serie a la que llegan los Warriors promediando 220 puntos y los Cavaliers en sus encuentros un total de 217,5 puntos, y que en el primer encuentro han anotado 204 puntos, a pesar de haber jugado a un ritmo superior al que espero hoy, podemos esperar que se queden por debajo de sus medias de esta temporada. En los 14 encuentros disputados en las tres últimas Finales de la NBA entre Warriors y Cavaliers, nunca se ha superado esta cifra de 220,5 puntos. La temporada pasada lo máximo que anotaron fue 216 puntos y la temporada anterior lo máximo que llegaron a anotar entre ambos fue 208 puntos. Lejos de esta línea en ambas ocasiones. Por lo tanto, aunque haya bajado un poco la línea con respecto al primer encuentro, sigo viendo valor en esperar menos de 220 puntos en este segundo partido, en el que el nivel defensivo de los Cavs debería subir, mientras que creo que será complicado volver a ver 192 tiros de campo entre ambos equipos, esperando de nuevo unos 165 tiros de campo, algo más acorde con lo visto en los anteriores encuentros de las Finales de la NBA.

Por otro lado, creo que será vital para los Cavaliers frenar a uno de los dos motores anotadores de los Warriors: Stephen Curry Kevin Durant. Y tal y cómo hice en el primer encuentro, vuelvo a desconfiar en el base de los Warriors, que aunque ha vuelto a demostrar es un jugador muy peligroso, un anotador puro y uno de los mejores triplistas de la historia, no se le ha dado demasiado bien jugar ante los Cavaliers en las tres últimas temporadas. Además, creo que frenar a Durant es mucho más complicado dadas sus características físicas, pero a Curry lo han logrado secar en las tres últimas temporadas y el margen de mejora con respecto al primer partido es alto, dado que hubo fallos en bloqueos y transiciones defensivas en las que dejaron solo a Curry en el triple. Con poco que mejoren los Cavs en defensa, tendrá bastante más complicado salirse de nuevo y anotar otros 6 triples con un porcentaje superior al 50% en acierto. En los 20 encuentros disputados ante los Cavs estas tres últimas temporadas ha anotado 4.2 triples de media de 10.4 intentos, con un 40% de acierto medio.

En las tres fases regulares, ha promediado contra los Cavs 21,6 puntos por encuentro, superando los 28 puntos tan solo en 1 de 6 encuentros. Y en las tres ediciones de las Finales de la NBA, ha promediado en los 14 encuentros una media de 24,3 puntos por partido, anotando 29 o más puntos en 3 de los 14 encuentros posibles. Si nos centramos en los segundos encuentros de las Finales, en 2015 anotó 19 puntos, mientras que en 2016 se quedó en 18 puntos. Cómo ya comentamos, ahora además cuenta con el apoyo anotador de Kevin Durant a su lado, que es capaz de anotar de 25 a 30 puntos por partido sin problema, por lo que tampoco es necesario que tire tanto del carro cómo en anteriores temporadas. Por ello ha promediado 25 puntos por partido esta temporada y tan solo ha anotado 29 o más puntos en 29 de 92 partidos jugados entre temporada regular y Playoffs. Veo bastante complicado que Curry supere esta línea de 28,5 puntos, dado que en el primer encuentro en el que estuvo pletórico se quedó en 28. Tan solo ha superado en 4 de los 20 encuentros disputados ante los Cavaliers en las tres últimas temporadas.

Pronóstico 1

Tipster: OhMyBet
Apuesta: Menos de 220,5 puntos
Cuota: 1.92 (888sport)
Stake: 3
Otras casas de apuestas: Mbet, William Hill, Bet365, Sportium, Betfair y KirolBet.
Resultado: Más de 220,5 puntos (-3 unidades)

Pronóstico 2

Tipster: OhMyBet
Apuesta: Stephen Curry menos de 28,5 puntos
Cuota: 1.85 (888sport)
Stake: 3
Otras casas de apuestas: Bet365 y KirolBet. Betfair, Bwin y William Hill en 27,5.
Resultado: Curry 32 puntos (-3 unidades)


Apasionado del Basket. Me gusta analizar y pronosticar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *